UNA APUESTA POR LA PAZ

¿Cómo ir construyendo espacios y comunidades en los que las personas promuevan una convivencia pacífica?

Fundación Don Bosco desde sus inicios se ha ocupado de promover una cultura de paz, basada en la cooperación, la solidaridad y la igualdad de los seres humanos. Desde los espacios educativos y comunitarios hemos compartido con nuestra comunidad un modelo educativo único y diferente, siendo pioneros al integrarlo a una metodología basada en la cultura de paz, originando el programa: “Comunidades Educativas Libres de Violencia: Constructoras de Paz”

Desde el 2010, frente a la preocupación de todos los morelenses por los acontecimientos y expresiones de violencia que se presentaban en el Estado, empezamos un trabajo a lo largo de las escuelas públicas de nuestro Estado y de otras entidades, compartiendo este modelo en el que se promueven los valores en los que creemos.

Este trabajo nos ha llevado a una reflexión en torno a ¿cómo ir construyendo espacios y comunidades en los que las personas promuevan una convivencia pacífica? De esta manera, nos hemos vinculado con otros actores sociales nacionales e internacionales y en algunas redes de trabajo que, al igual que nosotros, se comprometen en otros espacios para compartir experiencias, estrategias y herramientas que nos permitan encontrar formas de convivencia más sanas.

Sabemos que la paz no es un momento ni un espacio concreto, sino una búsqueda permanente; es un proceso en el que todos los días sumamos esfuerzos con muchas personas que trabajan con nosotros en la construcción de una sociedad más justa en donde la dignidad humana sea su principio y tarea fundamental.

Es por ello que como Institución, permanentemente nos reinventamos, para crear día a día los espacios y las condiciones que nos permitan ir transformando nuestro contexto social y de esta manera poder incidir en la reconstrucción del Tejido Social.

REGRESAR