CAMINANDO CONTIGO

La visión de Don Bosco para la construcción de un entorno socialmente sano.

La base metodológica de las Escuelas Comunitarias de Fundación Don Bosco, es el Sistema Preventivo compartido por todas las escuelas salesianas alrededor del mundo; la visión de Don Bosco para la construcción de un entorno socialmente sano consiste en una casa que acoge a sus miembros, una escuela que encamina hacia la vida y un patio donde se comparte la amistad y la alegría.

La educación preventiva de conductas de riesgo en los niños, adolescentes y jóvenes depende de establecer relaciones marcadas por la confianza y el espíritu familiar, la alegría y el ágape; la laboriosidad y el cumplimiento del deber; la espontánea y libre expresión del protagonismo adolescente con la correspondiente guía y acompañamiento del educador que atiende y entiende las necesidades del menor estableciendo límites, objetivos y valores precisos y pertinentes.

Pilares que sustentan nuestra misión educativa:

forjar buenos cristianos y honestos ciudadanos a través del cuidado y procuración de la salud del cuerpo, el alma y el espíritu, la sabiduría que emana del estudio constante y decidido y, la moralidad que se alcanza por el esfuerzo de amar al prójimo.

El formador Bosconiano se caracteriza por su alegría, capacidad de estudio y la piedad que muestra en el cumplimiento de su trabajo, de esta manera, sus acciones se vuelven preventivas del vicio y del riesgo de conductas delictivas. Los tres principios que definen la vida en el modelo Don Bosco son: amorevolezza, que es el elemento amoroso dinamizador que transforma la relación educativa en relación filial fraterna, y el ambiente escolar en una gran familia; la razón que conduce el quehacer cotidiano y la religión que alimenta el espíritu de manera permanente.

REGRESAR